martes, 2 de noviembre de 2010

64.- AYUDA EN CARRETERA


Foto-montaje Mohebius de YCCE
AYUDA EN CARRETERA

Ya tenía una moto de revista, currada con poca pasta, muchas ideas y la ayuda de los colegas. De nombre Maldita por los problemas que me dio y el mal fario que tenía. Así pues me fui a rodar con ella antes que saliera el primer rayo de sol. Todo iba sobre ruedas, nunca mejor dicho, y a 25 kilómetros de casa la muy Maldita se paró…

Siete y media de la mañana, festivo y ni un carmen en la calle. Lío un pitillo y dejo pasar el tiempo, hasta que un gitano cincuentón con camisa negra, de espeso bigote y tatuajes de legionario para junto a mí:

¡¿Compañero que te pasa, compañero?!.Me dice amablemente. ¡Pues que se ha parao y no tengo herramientas!. Le contesto. Acto seguido abre el asiento de su montura y a la vez que el viento esparce un centenar de servilletas de bar que llevaba dentro saca un cuchillo jamonero de generosas dimensiones con un tapón de corcho en la punta y me dice: ¡Eso lo arreglo yo ahora mismo!. A punto de cagarme en los calzones, el gitano suelta el cuchillo en el suelo y empieza a trastear en el bajo-asiento hasta que me saca una bolsa con herramientas. Yo pegué un resoplido como el de un caballo que acaba de ganar el Gran Nacional… Me pongo a desmontar la moto con el rabillo del ojo pendiente del chuchillo jamonero y de su dueño y me pegunta:

¡¿Compañero te queda mucho?!. ¡Pues no se creo que tiene la borna rota!-le contesto- ¡Es que tengo un poco de prisa, me vienen siguiendo los Señores!(en mi barrio siempre se les llamó así a los secretas de la guardia civil).¡Es que le he pegao un tiro a un hijo puta que quería robarme la moto y ¡¿ves este cuchillo?!; me dice mientras me lo mostraba de forma amenazadora; ¡Pues mientras estaba en el suelo le he cortao los tendones de las piernas!.¡¿Tu quieres una?!, ¡¿Una que?!, le pegunté.¡Coño una pipa!¡Las vendo a 300 euros!.Aquí fue cuando ya me cagué del todo, no sabía si se estaba quedando conmigo, o trataba de tantearme para ver si me acojonaba y sacarme la pasta.¡A mi no me hace falta pistola!, le contesté,¡Yo mato a la gente a bocaos!. El gitano se me quedó mirando y cambiando de tema me dijo:¡¿Puedes arreglarlo?.¡Que va
tendré que llamar a la grúa!. Recogió sus cosas, me estrecho la mano y montó en su scuter y mientras miraba a su alrededor, viendo la cantidad de servilletas de papel que habían salido de debajo de su asiento me dijo:

¡Compañero hazme un favor, recoge un poco los papelillos estos que se me han caído por la cuneta, que después dicen que nosotros los motoristas semos unos guarros y unos delincuentes!.

El camino de vuelta a casa lo hice en la grúa, mientras pensaba joder nunca me para la tía güena que sale en las películas…

8 comentarios:

Artus dijo...

Joer que miedo. En cuaquier caso, tu te llamas Jacks por un casual? Supongo que no. Por tanto que mas te da si para una buenorra. Seguramente preguntará por Jacks y encima te quedarás con los dientes largos...

ELRUTEROSOLITARIO dijo...

La verdad es que fue de lo mas surrealista que me ha pasado y me acojoné. Oye lo de Jacks es verdad tio no lo había pensado, mas vale que me pare el gitano.

ELRUTEROSOLITARIO dijo...

Que digo yo que el tapon de corcho en la punta de la faca sería para no pincharse mientras trastea en el hueco del asiento. De todas formas no se lo pregunté.

CarlosR dijo...

Vale. Cierto que es una situacion que de un poco de respeto. Mejor dicho, bastante respeto. Pero piensalo, el paro a ayudar. Un tio con el que no te atreverias a cruzar por la acera, para y te echa una mano. Cosa que otros con sus trabajos de elite, con sus motos nuevecitas, ni siquiera se dignan a mirarte.

La apariencia no lo es todo, y a veces un amigo en el infierno te puede servir.

Saludos.

ELRUTEROSOLITARIO dijo...

Pues tienes toda la razon amigo Carlos. El tio paró para ayudar, otro tema es el del cangelo que me entró.

Artus dijo...

Ante eso hay que quitarse el sombrero.
Como tambien hay que quitarse el sombrero por la maldita. Joer como me gusta la bicha... Felicidades.

Mike S. Blueberry antes Mike Donovan dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJA, joer, quillo que pasada, eso si que es una anécdota.
Tienes que publicarla en el Mondo Biker o en el Biker Zone, huele a aquellas columnas de Mateo. Muy bueno, surrealista, y decisivamente cercano.

ELRUTEROSOLITARIO dijo...

Joer Mike y tan cercano que el gitano me respiraba en la nuca.