viernes, 18 de septiembre de 2009

50.- QUE BONITA QUE ES MI MOTO


QUE BONITA QUE ES MI MOTO.

200 kilos de moto. La bolsa de deporte con la ropa mojada en su interior. El casco. La chupa y cuatro kilómetros de solitarias avenidas con un levante en contra de tres pares de cojones empujando la puta moto.

Salía de practicar una de mis aficiones preferidas proveniente del país del sol naciente y la puta moto no arrancaba. Me cagué en Rossi, en Lorenzo y en todos los diapasones. En el Made in Japan de los Purple, en todo el lejano, próximo y medio oriente. Y por supuesto en el cabrón del chino del BMW que ha puesto dos tienda al lado de mi casa.

Mientras empujaba escuché un sonido de tambores lejanos, entonces pensé en pegarle fuego a la moto para hacer señales de humo, a ver si algún indio viniera en mi auxilio. Pero no me había traído el mechero, ni el tabaco, y no es que tuviera ganas de fumar (tenía los pulmones a punto de echarlos por la boca), es que queda uno mu chulo fumándose un pitillo mientra descansa sobre su maquina. Pero el mechero y el tabaco debían de estar junto al móvil, la cartera y los papeles en algún lugar de mi casa.

En el laberinto de avenidas solitarias, una maricona empezó a rondarme en una furgoneta, debió pensar que sería presa fácil. Pero una vez me hube cagado en el día del orgullo gay, desapareció como por arte de magia.

Todos los órganos vitales estaban apunto de salir de mi mal trecho cuerpo cuando llegué a casa. La lengua la tenía más seca y áspera que un condón de esparto con forro de lija. Me bebí un litro de agua fría , medio litro de tinto rebajado con Fanta de naranja, un plato de puchero con su pringá, un bocadillo de jamón, un cigarrito y a la cama pasada las dos de la madrugada, eso si acordándome de Mahoma y de la tirria que todos sus seguidores les tienen a nuestros benditos marranos.

A la mañana siguiente al ir a currar, allí estaba la muy cabrona mirándome… Al verla tan negra y tan mate… después de la nochecita anterior un solo pensamiento llenaba mi mente...: “…. Hija de puta … QUE BONITA QUE ES MI MOTO.

3 comentarios:

JuanVi Raga dijo...

dios que ganas tenia e leerte, tio! sigue asi! saludos!

CarlosR dijo...

Jaaaajajajajaja. Comprete una vespino, que al menos lleva pedales. jejejjeje


Venga, que es broma. Es una putada que no arranque. Aun no me ha pasado, pero solo de pensarlo......


Si es que os comprais unas motos...... donde esten las italianas y un juego de llaves para apretar tornillos, que se quiten las demas.


Vssssss.

Por cierto, vendo una kawa que no ha visitado al mecanico en 18 años. (A ver si nos entendemos, no se ha estropeado en 18 años)


jejeje

Anónimo dijo...

Hola Rutero!
Coño, lo has clavao: que bonita es tu moto, tio. Tengo una 535 del 89 (ya es la 2ª)y es que no se que tienen....es como una novia un poco puta que de vez en cuando me engaña con "el tuercas", pero...es tan bonita....con esas curvas y el ronroneo de su motor, je je.
Me gustan tus historias, y el Bobber te ha quedao de puta madre. Un saludo y unas birras desde Murcia